Cláusula suelo de la hipoteca: qué es y cómo reclamar al banco

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Cláusula suelo

La gran mayoría de los contratos de préstamos hipotecarios en España contienen la llamada cláusula suelo, declarada abusiva por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Si es tu caso, puedes reclamar al banco su devolución, incluso si ya terminaste de pagar la hipoteca. A continuación te explicamos cómo.

Cláusula suelo: todo comienza con el euribor

Para entender lo qué es la cláusula suelo, debemos empezar por el principio: los intereses. Por cada préstamo que otorga un banco, cobra un interés, calculado como un porcentaje sobre el monto adeudado. En el caso de España, lo usual era fijar ese interés como un diferencial por encima del euribor. El euribor es, para ponerlo en palabras sencillas, el interés que se cobran los bancos europeos entre sí. Este dato se publica periódicamente.

Así, si tu préstamo tenía un interés del euribor más 3%, significaba que si al momento de firmar el contrato, el euribor estaba en el 4%, el interés a cobrarte durante el periodo (semestral o anual) sería del 7%. Si al finalizar el periodo, el euribor subía al 5%, por ejemplo, comenzabas a pagar el 8% de interés por tu préstamo. Si, por el contrario, bajaba al 3,5%, pagabas entonces el 6,5%, y así sucesivamente.

¿Qué es la cláusula suelo?

Con la cláusula suelo en el contrato se estableció, no obstante, que aunque el euribor baje mucho, nunca dejarás de pagar un interés por debajo, digamos, del 6%. Cuando el euribor estaba alto, esto lucía razonable. Pero es que el euribor ha bajado incluso hasta llegar a ubicarse en tasas negativas. (Sí, aunque no lo creas, los bancos han llegado a pagar por prestarle dinero a otros bancos y no al revés).

Así, en el caso del ejemplo, con un euribor del 0%, la tasa de interés debería ser del 3% anual, pero por la cláusula suelo, sigue siendo del 6%.

Cláusula suelo: la UE la rechaza

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que esta cláusula, en consecuencia, es abusiva. Por ello, los perjudicados tienen derecho a que les reintegren lo cobrado de más. Pero no sólo a partir del 2013 -como interpretaba la jurisprudencia española- sino desde el inicio del contrato.

Cláusula suelo: cómo reclamarla

No obstante, esta devolución no es automática, sino que cada perjudicado debe reclamarla.

Lo primero que tienes que hacer es calcular, con tu contrato en la mano, cuánto te pueden haber cobrado de más, para tener una idea del daño económico que te produjeron.

En segundo lugar, presentar una reclamación por escrito al banco, requiriéndole la devolución de lo cobrado de más.

Si al cabo de un tiempo razonable el banco no accede a tu petición, tendrás que demandarlo judicialmente. En este caso, el banco no sólo tendrá que reintegrar las cantidades cobradas de más, sino las costas y costos judiciales, incluyendo intereses.

Cláusula suelo: nuestra recomendación

Si tienes una hipoteca, lo más probable es que esta contenga una cláusula suelo, y que el banco te haya cobrado de más. Estamos hablando, con bastante probabilidad,de varios miles de euros, por lo que definitivamente vale la pena reclamar. Lo más aconsejable es que lo hagas a través de un abogado. Éste presentará tu caso de la mejor manera y con mayores posibilidades de obtener la mayor indemnización.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrss
Publicado en Consejos legales. Blog. Etiquetado con: , ,

Deja un comentario