¿Puedo solicitar arraigo social si soy solicitante de asilo?

Facebooktwitterlinkedinmail

asilo vs. arraigo social

Te explicamos las posibilidades de solicitar arraigo social si eres solicitante de asilo

Muchas personas que son solicitantes de asilo y que tienen más de tres años empadronados en España nos preguntan si podrían calificar para un permiso de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales, arraigo social. Antes de responder directamente a esta pregunta, conviene aclarar ciertos conceptos.

Las posibles ventajas del arraigo social frente al proceso de asilo

La primera de ellas la certidumbre. Si obtienes el permiso de residencia por arraigo, te garantizas que vas a estar en situación regular durante un periodo de al menos un año, prorrogable por periodos de dos años si cumples ciertos requisitos.

Por el contrario, siendo solicitante de asilo, en cualquier momento podrían resolver tu solicitud negativamente y encontrarte en la obligación legal de salir del país o mantenerte en este en situación irregular.

En segundo lugar, siendo solicitante de asilo, legalmente estás imposibilitado de salir del territorio español. Con un permiso de residencia y trabajo por arraigo social sí puedes viajar libremente fuera de España, siempre que no estés más de 6 meses fuera.

Por otra parte, el tiempo durante el que posees el permiso por arraigo cuenta a los fines de la residencia legal para obtener la nacionalidad española, mientras que el tiempo que estés como solicitante de asilo no (salvo que el asilo te sea concedido, en cuyo caso cuenta en un 50%).

Por último, con el arraigo social puedes reagrupar a tus familiares directos que estén en el exterior, una vez que obtengas una prórroga y cumplas con los demás requisitos.

¿Puedo solicitar arraigo social si soy solicitante de asilo?

Visto lo anterior, pareciera ventajoso obtener el arraigo social. Pero, ¿es posible?

En nuestro artículo Cómo obtener la residencia en España por arraigo social explicábamos los requisitos para conseguir un permiso de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales, arraigo social.

De esta forma, si el solicitante de asilo cumple con dichos requisitos, es perfectamente legal y posible aplicar al arraigo social. Para calcular el tiempo de estadía de 3 años en España se tomará en cuenta desde la fecha en que se haya empadronado, independientemente de cuál haya sido su situación legal.

Solicitar arraigo social : ¿es conveniente?

Es fundamental tener en cuenta que, aun con todas las ventajas del arraigo social frente al proceso de asilo, pedir el cambio de status tiene sus riesgos. En efecto, al solicitar el arraigo social, se entiende que has renunciado a tu solicitud de asilo. Si por algún motivo no te conceden el arraigo social, vas a quedar en situación irregular. Es decir, podrías quedar en una situación más desventajosa que la que tenías antes de hacer la solicitud.

Así, sólo si se está totalmente seguro de que se cumplen en detalle todos los requisitos, es que sería realmente conveniente solicitar el arraigo social en este caso.

Solicitud de asilo vs. Arraigo: el caso de los venezolanos

Si eres venezolano, tu situación es incluso un poco diferente. Como hemos explicado en varios de nuestros artículos, desde febrero de 2019, a aquellos ciudadanos venezolanos a quienes se les deniega el asilo, se les está concediendo automáticamente un permiso de residencia y trabajo por razones humanitarias.

De manera que siendo venezolano tienes hasta ahora seguro que al menos obtendrás dicho permiso en caso de que te nieguen el asilo. Si presentas una solicitud de arraigo, como explicamos, estarías renunciando a la solicitud de asilo y, en consecuencia, también al permiso de residencia por razones humanitarias. En este caso, pareciera que no vale la pena asumir ese riesgo.

Facebooktwitterlinkedinrss
Tagged with: , ,

Leave a Reply