¿Cómo debe ser el seguro médico para la tarjeta de familiar comunitario?

Facebooktwitterlinkedinmail

Seguro de enfermedad

Te explicamos los requisitos que debe cumplir la póliza de seguro médico en los casos es que sea necesaria para obtener la tarjeta de residente de familiar comunitario

Como señalamos en nuestro artículo Requisitos económicos para obtener la tarjeta de familiar comunitario, si el ciudadano comunitario no ejerce actividad laboral alguna en España, debe demostrar que posee recursos económicos suficientes para mantenerse a sí mismo y a su familia, y contar con un seguro de enfermedad que lo cubra a él y a su familia.

Requisitos del seguro médico en general

La normativa sobre la tarjeta de residencia de familiar comunitario exige un seguro de enfermedad público o privado, contratado en España o en otro país, siempre que proporcione una cobertura en España a él y sus familiares durante su periodo de residencia, que sea equivalente a la proporcionada por el Sistema Nacional de Salud.

Aunque parece bastante claro, es necesario realizar ciertas precisiones.

La emisora del seguro médico

En primer lugar, el seguro puede ser contratado ya sea con una empresa del sector privado, o puede ser un seguro emitido por un ente público (como sería la Seguridad Social de otro país), siempre que cumpla con los demás requisitos. En este último caso (seguros de un ente público extranjero) la cobertura no suele abarcar servicios prestados fuera de ese país, por lo que normalmente no cumple con uno de los requisitos básicos.

En el caso de seguros contratados con empresas privadas del exterior, estos son perfectamente válidos, siempre que expresamente señalen que cubren los servicios médicos que se presten en España.

Si la póliza del seguro está redactada y firmada en otro idioma distinto del español, será necesario presentar una traducción realizada por intérprete público.

Duración del seguro médico durante la vigencia de la tarjeta de familiar comunitario

Aunque la norma habla que el seguro debe tener vigencia durante todo el tiempo de duración de la tarjeta de familiar comunitario (5 años la temporal y 10 años la permanente), lo cierto es que las pólizas nunca tienen una vigencia mayor a un año. Lo importante es que la póliza posea una cláusula de renovación automática por periodos anuales.

Este tipo de cláusula es usualmente aceptada por las Oficinas de Extranjería.  Si el ciudadano comunitario no renueva la póliza al cabo de un año, estaría incumpliendo con el requisito, y su familiar estaría expuesto a que le revoquen la autorización de residencia.

Contenido del seguro médico para obtener la tarjeta de familiar comunitario

Según expresamos, la cobertura debe ser “equivalente a la proporcionada por el Sistema Nacional de Salud”. Aquí es donde nos encontramos con los mayores problemas, pues tendría que ser una póliza muy amplia, ilimitada. Ello es prácticamente imposible, por lo cual las Oficinas de Extranjería han ido aceptando ciertas limitaciones:

Monto de la cobertura:

Si la póliza no es ilimitada en cuanto al monto de los gastos cubiertos, usualmente se exige que por lo menos sea superior a los 100.00 euros.

Copagos:

En esto sí son bastante estrictas las oficinas de extranjería. La póliza debe ser SIN COPAGOS. Esto es, la empresa aseguradora debe cubrir el 100% de los gastos médicos.

Periodos de carencia:

La gran mayoría de las pólizas de seguro médico prevén que no se cubrirán los gastos generados sino luego de pasado determinado lapso de tiempo después de firmada la póliza. Es lo que se conoce como periodo de carencia y que resulta una especie de protección de las empresas aseguradoras.

En principio, para ser equivalente a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud, el seguro médico no debería tener carencias. Como esto resulta casi imposible, las oficinas de extranjería han aceptado, en la tramitación de tarjetas de familiar comunitario, la cláusula de carencia siempre que cumpla dos requisitos: que sea por un periodo razonable (6 meses máximo) y que no se aplique en caso de accidentes o de urgencia vital.

Documentos:

Es importante acompañar tanto las condiciones generales de la póliza como las condiciones particulares, al igual que el recibo de pago de la póliza.

Facebooktwitterlinkedinrss
Etiquetado con: , ,

Deja un comentario